Durante años, la localidad de Mar Azul fue conocida por ser el último de los balnearios de Villa Gesell. Fueron los pescadores deportivos quienes, alentados por la rápida profundidad que ganaba el mar a metros de la orilla, hicieron del lugar un pesquero famoso. Con el correr del tiempo, fueron llegando los servicios hasta el lugar y la instalación del camping de Mar Azul logró que, además de los pescadores, miles de veraneantes se acercaran durante la temporada estival para conocer las bondades de este balneario.

Actualmente, es una ciudad muy visitada debido a sus bosques, tranquilidad y contacto con la naturaleza.